Foro- Ciudad.com

Valverde del Camino - Huelva

Poblacion:
España > Huelva > Valverde del Camino
16-11-09 20:32 #3870035
Por:No Registrado
El PSOE sí que “excomulga”: un breve repaso a las purgas internas del zapaterismo
El PSOE sí que “excomulga”: un breve repaso a las purgas internas del zapaterismo
Lunes 16 de Noviembre de 2009 8:13h 4

Estos últimos días algunos dirigentes socialistas han querido ejercer de Obispos, dictándole a la Iglesia cómo ha de regir su vida, una muestra de que el PSOE no respeta la libertad religiosa ni esa laicidad que tanto predica. Mandamases socialistas han criticado a la Iglesia por ejercer su legítimo derecho de establecer y recordar los criterios de pertenencia a su comunidad religiosa. El PSOE olvida, por lo visto, las purgas y actos inquisitoriales que se dan en el seno de ese partido a la hora de imponer disciplina a sus militantes. A continuación me propongo repasar algunos de ellos, en concreto los ocurridos desde la elección de Zapatero como secretario general del PSOE el 23 de julio de 2000:

Purga de “redondistas” en Sestao. Unos días antes del congreso del PSE de marzo de 2002 el comité ejecutivo del PSOE expulsó a 18 afiliados de Sestao (Vizcaya) por “indisciplina reiterada”. Partidarios de Nicolás Redondo y opuestos al nacionalismo, los expulsados denunciaron una “cacería” contra ellos desde la cúpula del PSOE, partidaria de acercarse al PNV. En julio de ese año un juzgado de Baracaldo ordenó al PSE readmitir a los expulsados para “asegurar la protección de un derecho fundamental”, el de asociación, y por haber adoptado su expulsión en una reunion del Comité de Disciplina que en realidad nunca se celebró. El partido recurrió la sentencia, que fue confirmada en diciembre de 2002. Entonces el PSOE se negó a obedecer al tribunal, lo que le costó una multa de 601.000 euros tras la cual fueron readmitidos los expulsados. Tras su readmisión, los expulsados se hicieron con la mayoría en la agrupación socialista de Baracaldo y en 2007 el líder de los 18, Marcos Merino, se convertía en alcalde de Sestao.

Expulsado por denunciar la corrupción. Aunque llegó a contar con el apoyo del 49% de la militancia socialista de su región, Juan González Bedoya, veterano dirigente socialista cántabro, fue expulsado del PSOE de Cantabria en septiembre de 2002 después de denunciar que el PSC-PSOE era “una cueva de ladrones”.

Expedientada por decir la verdad. En 2003 el PSE-PSOE abrió expediente de expulsión contra Gotzone Mora, concejala socialista de Getxo (Vizcaya), por denunciar que entre su partido y Batasuna-ETA hay “algo más que contactos”. Finalmente se comprobó que la denuncia de Mora se correspondía con la verdad.

Persecución inquisitorial en Madrid. En junio de 2003 el PSOE expulsó a José Luis Balbás, líder de la corriente Renovadores por la Base, decisiva en la elección de Zapatero como secretario general del partido. El PSOE le acusó, sin pruebas, de formar parte de una conspiración para la deserción de los diputados socialistas Eduardo Tamayo y María Teresa Sáez en la Asamblea de Madrid como protesta por el pacto del PSOE con Izquierda Unida en esa comunidad, un pacto que se había ocultado a los votantes. No conforme con la expulsión, el PSOE inició una persecución por la vía judicial contra Balbás, con una querella en la que el PSOE pedía una pena prisión para él… Querella que fue rechazada por el Tribunal Superior de Justicia de Madrid, que indicó que la querella contenía un “conjunto de conjeturas” que no alcanzaban “siquiera el grado de sospechas fundadas y consistentes, mucho menos de indicios de criminalidad o de simples indicios”.

Expedientada por denunciar la deriva radical de Zapatero. Cristina Alberdi, que fue Ministra de Asuntos Sociales con Felipe González, fue expedientada por el PSOE en septiembre de 2003, acusada de “insolidaridad” y “deslealtad” e invitada a abandonar el partido por varios dirigentes del PSOE por decir que su partido “se ha radicalizado y que no estoy de acuerdo con esa radicalización”, y por denunciar que su partido se dedicaba a “dar alas al nacionalismo soberanista” por su alianza con ERC en Cataluña.

Expulsados por denunciar irregularidades. Francisco Fernández e Ignacio Fernández, del PSOE de El Ejido (Almería), fueron objeto de tres expedientes de expulsión por denunciar irregularidades en el PSOE ejidense. El 25 de mayo de 2005 denunciaron la venta de la sede del local PSOE muy por debajo de su precio real: “o bien hay una estafa al partido o se ha pagado en B, en dinero negro, y eso supone un fraude fiscal”, declararon al tiempo que mostraban las escrituras del local. Unos días después eran expulsados por orden de la dirección nacional del PSOE.

Expulsados por pedir democracia interna. En septiembre de 2006 diez afiliados se opusieron a la supresión de las elecciones internas en el PSOE de Oviedo para designar a un nuevo candidato a la alcaldía de esa ciudad. Los diez afiliados fueron expulsados, suerte que corrieron otros cinco militantes socialistas que se atrevieron a apoyar a los represaliados. La escritoria Susana Pérez-Alonso, también afiliada del PSOE, escribió dos artículos de prensa denunciando lo ocurrido, siendo a su vez expulsada del partido. En diciembre de 2007 la Audiencia Provincial de Oviedo condenaba al PSOE por violar su derecho a la libertad de expresión.

Expedientados y difamados por criticar las tesis nacionalistas. En marzo del 2007 el Partido Socialista de Cataluña (PSC) expedientó a seis afiliados de la corriente Socialistas en Positivo por sus críticas a las tesis nacionalistas que ha ido asumiendo el partido en esa comunidad. El pliego de cargos, repleto de mentiras y difamaciones y al más puro estilo estalinista, acusaba a los seis afiliados de tener “conexión directa” con “la iniciativa No Nacionalista, No Nou Estatut, Associació per la Tolerància, ¡Basta ya!, Fundación para la Libertad, Hazte Oír y un largo etcétera de bloques y crepúsculos de la extrema derecha”. El pliego de cargos no probaba ninguna de esas supuestas conexiones.

“Mobbing” interno por discrepar de la negociación con ETA. El 30 de agosto de 2007 la eurodiputada socialista Rosa Díez confirmó su baja del PSOE. Varios dirigentes del PSOE habían pedido su expulsión por criticar la negociación entre el gobierno de Zapatero y la banda terrorista ETA, pero la dirección del partido no se atrevió a tomar medidas contra ella debido a su popularidad. En agosto de 2007 el PSOE barajó su expulsión aprovechando que las vacaciones estivales reducirían el eco mediático de la noticia. Finalmente, Díez decidió marcharse antes de que la echaran y tras vivir una situación de “mobbing” -según sus propias palabras- en el seno del PSOE. Su sucesor en Estrasburgo, Vicent Garcés, de la corriente Izquierda Socialista, reconoció que “hace falta mucha valentía y coherencia para hacer lo que ha hecho”.

Expulsado por denunciar los contactos con Batasuna-ETA. El portavoz del Foro Ermua y dirigente socialista vasco Antonio Aguirre fue expulsado del PSE-PSOE en noviembre de 2007 por denunciar las conversaciones entre la dirección del PSE y Batasuna, formación ilegalizada por ser parte de la banda terrorista ETA.

Caso Astapa: doble rasero para los imputados. Cuatro ediles del PSOE fueron expulsados del gobierno municipal y del partido tras ser imputados en un procedimiento judicial en julio de 2008. Una actuación muy distinta a la que tiene el PSOE con López Garrido, Secretario de Estado para la Unión Europea, que no ha perdido su puesto en el gobierno de Zapatero después de ser imputado judicialmente por sendos delitos de prevaricación y malversación de fondos públicos el pasado viernes 13 de noviembre.

Purga en Ceuta. Tras los sucesivos fiascos electorales del PSOE en la plaza africana, la militancia socialista ceutí se mostraba cada vez más crítica con la dirección del partido. La fuerza que llegó a tener el sector crítico fue tal que en el otoño de 2008 la Ejecutiva Federal del PSOE optó por una solución estalinista: disolver la agrupación socialista de Ceuta, expulsando de facto a todos los afiliados que llevaban años militando y pagando religiosamente sus cuotas al partido. La nueva dirección del PSOE en Ceuta, afecta al aparato del partido, anunció un control estricto de las nuevas afiliaciones. ¿Objetivo? Evitar la entrada de críticos.

Suspendido de militancia por criticar. En noviembre de 2008 Juan Otero Fontán fue suspendido de militancia en el PSOE de Padrón (La Coruña) por criticar “la falta de iniciativa política del partido local y la descoordinación del grupo en el gobierno padronés”. Otero declaró que “ninguna agrupación política tiene derecho a coartar la libertad de expresión”.

Expedientado por defender los derechos de los trabajadores. A mediados de octubre de 2009 el PSOE de Collado Villalba (Madrid) abrió un expediente de expulsión a uno de sus afiliados, Ramón Pavón. ¿El motivo? Que dicho afiliado había reivindicado sus derechos laborales y los de dos compañeras, empleados todos ellos en el ayuntamiento (en manos del PSOE), después de un despido que los juzgados declararon improcedente.

Expedientados por discrepar en un blog. “Cádiz Socialista” era el título de un blog elaborado por afiliados del PSOE críticos con la dirección provincial de su partido en esa provincia andaluza. Expresar sus discrepancias les costó un expediente disciplinario en septiembre de 2009, un castigo que estos afiliados consideraron “un atentado a la libertad de expresión”. En octubre el blog echaba el cierre alegando “lealtad” al partido después de que el partido actuase con tan poca lealtad hacia los autores del blog, que se enteraron del expediente contra ellos por la prensa.

Castigados por denunciar la corrupción en el PSOE. La portavoz socialista de Medina del Campo (Valladolid) y dos concejales fueron suspendidos de militancia en el PSOE la semana pasada después de denunciar la corrupción en el seno de su partido.

Esto, amigos, es sólo una muestra de los mecanismos que existen en el seno del PSOE para reprimir toda discrepancia. Como podéis imaginar, esos mismos mecanismos impiden que muchos casos como éstos lleguen a conocerse. ¿Os imagináis qué pasaría si los “cristianos socialistas” fuesen tratados por la Iglesia con tanto rigor como trata el PSOE a sus disidentes? Ejemplos como éstos, en fin, explican por qué esos cristianos del PSOE tienen más miedo a su partido que respeto por las orientaciones de la Iglesia…

http://www.outono.net/elentir/?p=19934
Puntos:
14-07-11 12:41 #8365869 -> 3870035
Por:No Registrado
RE: El PSOE sí que “excomulga”: un breve repaso a las purgas internas del zapaterismo
En Medina del Campo, fueron mas de seis expedientados. y al final abandonando voluntariamente el PSOE 34 afiliados.
VIVA LA DEMOCRACIA DICTATORIAL.
Puntos:
Simulador Plusvalia Municipal - Impuesto de Circulacion (IVTM) - Calculo Valor Venal
Foro-Ciudad.com - Ultima actualizacion:27/06/2018
Clausulas de responsabilidad y condiciones de uso de Foro-Ciudad.com