Foro- Ciudad.com

Llívia - Girona

Poblacion:
España > Girona > Llívia
22-07-10 14:36 #5773311
Por:No Registrado
Dos reflexiones sobre Cataluña: de legitimidad y ley y unanimidades y silencios
Dos reflexiones sobre Cataluña: de legitimidad y ley y unanimidades y silencios

Martes, 20 de Julio de 2010 10:55

Escrito por Joaquín Leguina Herrán

Reproducimos dos reflexiones del socialista Joaquín Leguina sobre el destino de Cataluña: "Nos vamos acostumbrando a esa anomalía catalana consistente en que por aquellas tierras reine no la ley del silencio, sino la de la unanimidad. Sobre todo en lo tocante al encaje jurídico político de aquella Comunidad Autónoma dentro del Estado. Por ejemplo, sin que nadie lo hubiera anunciado, resulta que ahora el “pacto constitucional está roto”. Y uno se pregunta: ¿Por qué? Y llega una respuesta que nos dice con tono propio de Fedor Dostoievski: “Porque España nos ha humillado y ofendido”. Y así, repitiendo machaconamente las mismas sinsorgadas, estos jeremías han acabado por creerse sus propios lamentos.

Pero siendo esto malo, es aún peor el hecho constatable que en buena parte de los medios madrileños que, con mayor o menor entusiasmo apoyan a Zapatero, parece haberse impuesto esa misma omertá y en ellos sólo aparecen “tribunas” y opiniones firmadas o emitidas por políticos y universitarios catalanes que entonan a coro la misma matraca: el Estatuto es intocable… y poco les importan los argumentos que prueban hasta la evidencia que el famoso Estatuto no cabe en la Constitución ni a martillazos y, como la Constitución es flexible pero no tanto, por ello es preciso suprimir y reinterpretar un buen número de artículos del citado Estatuto. Menos artículos, en todo caso, de los que -a juicio de otros muchos y prestigiosos constitucionalistas- no caben en la Constitución. Una Constitución que fue aprobada en Cataluña mediante referéndum con un apoyo popular mayor del doble que el muy magro apoyo obtenido por este Estatuto de marras.

Pero ésa es otra, los políticos catalanes y sus “intelectuales orgánicos” nunca argumentan a favor de la constitucionalidad de los artículos eliminados o interpretados por el TC, sino que hacen un pase negro y nos pretenden meter a todos en un jardín prohibido, aquel donde se enfrentan legitimidad y legalidad. Lo cual es un disparate con perfume totalitario. ¿Por qué? Porque en democracia la legalidad puede ser buena o mala –y, por supuesto, es cambiable-, pero siempre es legítima. En otras palabras: no existe ninguna legitimidad que esté por encima de la ley… y menos aún por encima de la Constitución. Y lo dicho sobre el Estatuto vale también para la nueva ley despenalizadora del aborto. También ella es de obligado cumplimiento.

UNANIMIDADES Y SILENCIOS

El contencioso que –según algunos catalanes- ellos tienen contra el resto de España y los misteriosos agravios que avalan ese contencioso han dado lugar, últimamente, a grandes unanimidades. En efecto, con esto del Estatuto, un día sí y otro también, aparecen por aquellas y por estas tierras “editoriales conjuntos”, “artículos colectivos” y otras muchas unanimidades políticas. Y destaca, sobre todas ellas, la unanimidad de los partidos allí operantes: CiU, PSC, ERC e Iniciativa. Todos nacional-catalanistas, todos quejicas y victimistas…y todos amenazantes, asegurando –entre otras lindezas- que “el pacto constitucional está roto” (¿unilateralmente?) o que algo discutido hasta la saciedad y entonces rechazado está hoy vigente, como es el caso de un imposible: “la España plurinacional”.

La lógica a la que obliga cualquier diálogo argumentado ha desaparecido del foro público catalán. Foro en el cual sólo está permitido expresarse en la “lengua propia” (como si el castellano hubiera llegado a Cataluña e impuesto allí de y por la mano de Franco). Foro monopolizado por un solo discurso: el nacionalista. Espacio en el que cualquiera se envuelve en la “senyera” y se pone a hablar –sin ruborizarse- en nombre de Cataluña.

Pero en democracia toda unanimidad es sospechosa, y ésta, desde luego, lo es, precisamente porque oculta una dolorosa realidad: la de la endogamia impuesta por una clase dirigente encantada de haberse conocido. Endogamia y unanimidad cuya expresión más sangrante consiste en el siguiente hecho diferencial: en casi todas partes hay ladrones dentro de los partidos, pero Cataluña es el único lugar de España en el cual los cacos de los diferentes partidos roban juntos.

Su escaso pluralismo político ha hecho de la democracia catalana una democracia muy pobre que ha encontrado una inesperada complicidad en el clamoroso silencio de los dos grandes partidos españoles (PSOE y PP). Un silencio que otorga crédito a los disparates jurídicos, políticos e ideológicos con los que la clase política catalana nos maltrata a todos… y en primer lugar a los catalanes. La sociedad catalana es prisionera hoy de una clase política que la condena a mirarse continuamente su propio ombligo..
Puntos:
Simulador Plusvalia Municipal - Impuesto de Circulacion (IVTM) - Calculo Valor Venal
Foro-Ciudad.com - Ultima actualizacion:27/06/2018
Clausulas de responsabilidad y condiciones de uso de Foro-Ciudad.com