Foro- Ciudad.com

D. Cirilo del Rio

Poblacion:
España > Ciudad Real > Torrenueva
D. Cirilo del Rio
NACE EN CASTELLAR DE SANTIAGO DON CIRILO DEL RÍO Y RODRÍGUEZ.
Por Restituto Núñez Cobos
1.- VIDA.
Fue el 27 de febrero de 1892. Su padre era don Miguel del Río Segundo, hijo del pueblo—aún viven algunos “sobrinos políticos” suyos—y médico cirujano de este municipio; su madre, doña Jacoba Rodríguez Gallego, de la vecina localidad de Torrenueva. Su partida de nacimiento se halla en el Registro del Juzgado de Paz de Castellar de Santiago, folio 100 del libro 19. La firman el juez de paz don Andrés Abarca Ballesteros y el secretario don Federico del Rey Sánchez. Constan en ella, como era preceptivo y lo sigue siendo todavía, sus ascendientes paternos—todos castellarenses—y maternos—todos torreveños--, con algunos testigos.
También su partida de bautismo se halla en el Archivo Parroquial de Castellar de Santiago, libro 13, folio 25 vto. Fue bautizado el 29 de febrero de 1892 en esta parroquia por el Rvdo. don Juan Antonio Tavira Romero, con el nombre de Cirilo Manuel del Río Segundo. Abuelos paternos: Juan de Dios del Río y Nicasia Segundo, naturales de ésta; abuelos maternos: Cirilo Rodríguez y María de la O Gallego, naturales de Torrenueva. Los padrinos: Manuel Nova y Flora Rodríguez, vecinos de Cózar, asistiendo como testigo Félix Lerma, vecino de esta villa.
Muy pronto falleció su padre y el niño pasó a vivir a Torrenueva con su madre y familiares. Poco después fijaron su residencia en Valdepeñas donde estudió, demostrando una elevada inteligencia poco común. Allí contrajo matrimonio con la respetable señora doña Gloria Nieva Rodero, de distinguida familia valdepeñera, el 26 de julio de 1919 en la iglesia parroquial del Santo Cristo de Valdepeñas.
2.- PROFESIÓN.
Su carrera profesional la ejerció fundamentalmente en Ciudad Real, como abogado de encendida oratoria y verbo fácil. Hacia los años veinte, por lazos familiares con una de las partes, actuó como abogado en un desagradable suceso de esta localidad. Su fama como letrado le llevó a intervenir en sonados casos de ámbito nacional, algunos de ellos de gran calado político.
Como es muy corriente que la abogacía sea la profesión más propensa a la política, don Cirilo no fue ajeno a esta llamada. Amigo de don Niceto Alcalá Zamora, de don Marcelino Domingo, de don Alejandro Lerroux...,estuvo afiliado al Partido Progresista (centrista). Durante el bienio radical- cedista de la II República, ocupó dos carteras ministeriales. El 9 de octubre de 1933, Diego Martínez Barrio, que fue presidente interino de la República por destitución de Alcalá Zamora, formó gabinete con Sánchez Albornoz, Botella, Iranzo, Barnés y Cirilo del Río (en la cartera de Agricultura), entre otros. Tras las elecciones del 19 de noviembre de ese año, que ganaron la CEDA y el Partido Radical Progresista, Lerroux formó nuevo gabinete el 16 de diciembre, con Álvarez Valdés, Martínez Barrio, Guerra del Río, Cirilo del Río, confirmado en Agricultura, y algunos más. Al año siguiente, tras varias elecciones y reajustes ministeriales, desempeñó la cartera de Obras Públicas, hasta el 16 de febrero de 1936, en que triunfó el Frente Popular en España y él perdió su acta de diputado, dado que esta provincia fue una de las pocas en que no hubo unión de las derechas (centristas, agrarios, cedistas, monárquicos); a pesar de lo cual en Ciudad Real, al contrario que en España, de diez diputados, ocho fueron a las derechas y dos al Frente Popular, pero don Cirilo del Río fue ampliamente derrotado por diputados de candidaturas afines, especialmente en las circunscripciones de Valdepeñas e Infantes—también en Castellar--, como don Rafael Melgarejo, duque de San Fernando (CEDA) y don Andrés Rebuelta Melgarejo (monárquico).
3.- DON CIRILO DEL RÍO Y CASTELLAR.
Como consecuencia de este revés electoral (y de algún otro anterior, pues don Cirilo no contó con el apoyo de las urnas en su pueblo natal—sí en el de su madre--), se dice—pero no se pueden contrastar estos datos—que la carretera que se estaba construyendo o ampliando entre Valdepeñas y Castellar “se cortó” en Torrenueva. La historia, siempre recurrente, ha vuelto a repetirse con el asfaltado de la misma vía entre 1980 y 90). Ya en 1931, siendo ministro de Instrucción Pública su amigo don Marcelino Domingo, se edificó—se cree que por influencia suya—sobre el primer cementerio de la calle de la Ermita, un grupo escolar, pionero en su época, que ha resistido los avatares de los adelantos técnicos hasta hoy, con algunas adaptaciones...
En la casa de la calle del Sol donde nació don Cirilo, hubo placa conmemorativa, que recuerdan los mayores del lugar. Y la calle Granada de esta villa se llamó, durante la II República, calle de don Cirilo del Río; en la guerra, de Julián Besteiro; con el gobierno de Franco, de José Antonio; por fin, otra vez retoma su nombre secular: calle Granada. En Torrenueva dedicaron a don Cirilo asimismo una calle que corrió la misma suerte por análogos motivos.
Publicado en La Espadaña, nº 44 .- Julio-agosto 2000.




Enviado por: lazeta | Ultima modificacion:28-04-2009 18:44
Simulador Plusvalia Municipal - Impuesto de Circulacion (IVTM) - Calculo Valor Venal
Foro-Ciudad.com - Ultima actualizacion:25/06/2018
Clausulas de responsabilidad y condiciones de uso de Foro-Ciudad.com