Foro- Ciudad.com

Talavera de la Reina - Toledo

Poblacion:
España > Toledo > Talavera de la Reina
16-04-12 14:56 #9935134
Por:sokij

que morro tienen
Algunas empresas tiene un morro que se lo pisan, cuando uno adquiere un producto por ejemplo de una ferretería, al comprarlo te dicen que mas IVA, pero claro está luego ellos declaran ese IVA, ???????, la única forma de que les quede reflejado a ellos y que te asegures que tu dinero es para pagar de verdad ese iva y no es para ellos es que admitan tarjeta sino admiten tarjeta en el establecimiento y te cobran el iva malo, duda porque probablemente declaren lo que les de la gana de iva y lo otro vaya para su bolsillo.
Puntos:
19-04-12 22:35 #9952190 -> 9935134
Por:yuku

RE: que morro tienen
o hacer transferencia, yo he comprado cosas y desde luego si me han cobrado el iva he pagado por transferencia que luego son unos listos y si los pagas en metálico no lo declaran y se llevan ese iva para ellos.
Puntos:
20-04-12 10:00 #9953573 -> 9952190
Por:rondo

RE: que morro tienen
Lo que debéis hacer es en ese caso, pedir siempre la factura legal, como si fuerais empresa. En ese momento ellos tienen la obligación de declarar ese IVA, porque se da por hecho que vosotros sois empresarios y lo vais a declarar igualmente, ya que luego hacienda cruza los datos. Veréis como en el momento que pedir factura, alguno se echa para atrás. Un saludo.
Puntos:
20-04-12 11:41 #9953957 -> 9953573
Por:sokij

RE: que morro tienen
el problema viene si eres particular.

Ellos a veces te preguntan si eres empresa o no, no obstante por el interés el propio particular si ellos te cobran el iva y no quieren hacerlo sin iva, entonces siempre que te lo cobren lo mejor es hacer transferencia bancaria o tarjetas, siempre quedará reflejado en el banco o figuraran movimientos de cuentas y esos es blanco y transparente de la otra forma si se paga en metálico y te cobran el iva aunque te den factura al ser particular ellos como empresa no lo declararan llevandose un dinero que es tuyo o de hacienda por la geta.

Así pues si lo declaran bien, y es para hacienda bien pero si te lo van a cobrar y se lo van a quedar ellos mejor siempre que te lo cobren con iva es hacer transferencia no les quedará mas remedio que declararlo y si no lo hacen se arriesgan a que les pillen dado que hay movimientos bancarios y estos siempre quedan reflejados.
Puntos:
20-04-12 13:01 #9954347 -> 9953957
Por:Terry.

RE: que morro tienen
el que este libre que tire la primera piedra... Riendote Riendote Riendote
es muy largo pero muy bueno, Riendote Riendote Riendote

EL QUE NO TENGA PECADO TIRE LA PRIMERA PIEDRA

Del santo Evangelio según San Juan (Jn 8,111):

«En aquel tiempo, Jesús se retiró al monte de los Olivos. Al amanecer se presentó de nuevo en el templo y todo el pueblo acudía a él, y, sentándose, les enseñaba.

Los letrados y los fariseos le traen una mujer sorprendida en adulterio y, colocándola en medio, le dijeron:

—Maestro, esta mujer ha sido sorprendida en flagrante adulterio. La ley de Moisés nos manda apedrear a las adúlteras. Tú, ¿qué dices?

Le preguntaban esto para comprometerlo y poder acusarlo. Pero Jesús, inclinándose, escribía con el dedo en el suelo. Como insistían en preguntarle, se incorporó y les dijo:

—El que esté sin pecado, que le tire la primera piedra.

E inclinándose otra vez, siguió escribiendo. Ellos, al oírlo, fueron escabulléndose, uno a uno, empezando por los más viejos, hasta el último. Y quedó solo Jesús, y la mujer en medio, de pie. Jesús se incorporó y le preguntó:

—Mujer, ¿dónde están tus acusadores? ¿Ninguno te ha condenado?

—Ella contestó:

—Ninguno, Señor.

Jesús dijo:

—Tampoco yo te condeno. Anda, y en adelante no peques más».

En los tiempos de Jesús, la mujer casada era propiedad del marido, que podía hacer de ella un uso casi arbitrario. "Marido" se decía "ba`al", palabra hebrea que significa "señor", "amo", "propietario". La esposa era considerada adúltera por cualquier tipo de relación sexual extramatrimonial, y el libro del Levítico (Lev 20,10) condenaba el adulterio con la pena de muerte, que se ejecutaba mediante apedreamiento (Ez 16,40).

Así estaban las cosas cuando ocurrió lo que narra el Evangelio.

Desde el año treinta de nuestra era, los romanos habían quitado al sanedrín judío el derecho a ejecutar la pena de muerte. Fariseos y letrados quieren meter a Jesús en un aprieto: si perdona y defiende a la mujer, se pone en contra de la Ley de Moisés; si manda que la apedreen, se declara contra de los romanos.

Jesús irá a la raíz del problema y dejará que cada uno actúe en consecuencia.

—A ver, el que no tenga pecado, que tire la primera piedra.

* * *

Ficción:

Y una viejecita allí presente cogió un piedra para tirársela a la pecadora. Y Jesús le dijo:

—Pero, madre, ya estás otra vez metiéndote en mis cosas.

* * *

La idea de pecado está en crisis

La mentalidad tradicional define el pecado como "transgresión voluntaria de leyes y preceptos religiosos" (DRAE).

En la actualidad, está desapareciendo el concepto de pecado, porque, por una parte, se ha debilitado la obligatoriedad de la ley externa y, por otra, las personas pesan cada vez menos como "seres humanos" y más como datos en el mecanismo económico. Nuestra libertad está condicionada por las circunstancias de ambiente y de educación, y manipulada mediante los poderosos medios de una sociedad regida por el dinero.

La palabra "pecado" debería desaparecer, no suena con dignidad en la cultura actual. Y debería ser sustituida por otra que exprese mejor su sentido dentro de esta cultura. Pecado es la persistencia tenaz en la injusticia, un impedimento para que el ser humano pueda realizarse como persona, bien en sí mismo, bien en la sociedad.

En la opinión común y, por desgracia, también en la predicación ordinaria de los curas, se repite que el pecado es, ante todo, un mal que se le hace a Dios. Pero lo que la Sagrada Escritura dice, según nos recuerda Santo Tomás de Aquino, es que "Dios es ofendido por nosotros sólo porque obramos contra nuestro bien" (S. c. gent. 3,122). Dice el profeta Jeremías (Jer 7,19): «¿A mí me exasperan ésos? — oráculo de Yahveh—, ¿no es a sí mismos, para vergüenza de sus rostros?»

Para Santo Tomás de Aquino, el bien humano no está arbitrariamente determinado por deseos puramente subjetivos, ni por deseos instintivos, ni por la voluntad arbitraria de Dios. Está determinado por la naturaleza humana entendida como persona (y no como animal) y por las normas que, basadas en esta naturaleza, fomentan el desarrollo y bienestar óptimos de la persona. Pecar es impedir que alguien pueda desarrollarse como persona; pecar es romper la relación personal con nuestros semejantes.

El pecado no debe concebirse «como una transgresión de una ley», puesto que consiste realmente en «una ruptura de relación». Y esta relación siempre se refiere a otro ser humano. Hay que superar la concepción del pecado individual, ya que todo pecado, si lo es, tiene alguna relación con el otro, o con nuestra apertura al otro. En una palabra: el pecado tiene siempre una dimensión social. Cuando nosotros hablamos de nuestra relación con Dios en el pecado, no podemos querer significar la relación con una representación psicológica (y, por tanto, falsa) de Dios, sino la relación con lo divino, que no tiene otro medio de manifestarse que la relación humana (1Jn 4:20): «Si alguno dice: "Amo a Dios", y aborrece a su hermano, es un mentiroso; pues quien no ama a su hermano, a quien ve, no puede amar a Dios a quien no ve».

La culpa, problema de todo hombre

Se cree, en general, que la culpa es un concepto introducido en el mundo por la religión, es decir, si Dios no existiera, desaparecería el sentimiento de la culpa, porque no habría mandamientos y cada uno podría hacer lo que quisiese. ¡Craso error! Lo relativo al pecado (a la injusticia) afecta al hombre por ser hombre, no por ser creyente; el más convencido ateo tiene que luchar igual que el más fervoroso creyente contra los limites de su libertad, contra la fuerza de su instinto y contra la enigmática y terrible dualidad de su ser. La diferencia está, únicamente, en el modo en que cada uno afronta el problema.

Nuestra teología enseña que el hombre es imagen de Dios y continuador de la creación. Los discursos electoralistas se adornan con la idea de la dignidad del ser humano, pero, en el fondo, este "ser humano" es pensado, definido y contabilizado como herramienta de trabajo, como elemento integrador de la producción económica, como dato sociológico. A la hora de la verdad, cada ser humano importa cada vez menos en la estructura global del "mundo.

Entonces... Si decimos que el pecado no consiste en quebrantar una ley, sino en malograr la realización del ser humano, y el ser humano nos importa un pimiento, ¿qué es, pues, el pecado?

En la cultura occidental (religiosa y no religiosa) Dios es concebido como terrible y culpabilizador, parecido al Dios vengativo del AT o al ser ominoso de las tribus primitivas. Para poder recuperar el sentido del pecado y, con ello, el sentido de la responsabilidad humana, es menester, lo primero, "liberar" a Dios y al hombre de las representaciones mezquinas que nos hacemos de ellos.

Para poder sentirse pecador, es decir culpable, es condición imprescindible el poder sentirse libre. Sólo la persona libre puede sentirse culpable. Pero, hoy, hay muy pocos seres libres. La mayoría estamos manejados por unos hilos misteriosos que nos hacen bailar, a todos, el mismo baile, al mismo compás y al mismo son. Se cuenta de Diógenes el Cínico que iba por entre la muchedumbre abigarrada en un día de mercado, con un farol encendido en la mano. Alguien le preguntó:

—¿Qué te trae por aquí, Diógenes?

—Busco un hombre.

—¿No tienes bastantes con los que hay aquí?.

A lo que respondió Diógenes:

—Aquí, lo que hay es mucha gente, pero, hombres, muy pocos.

La contradicción de la libertad

«¿Pero qué clase de hombre debo de ser yo para poder haber hecho tal cosa?» (Scheler). Uno de los grandes enigmas de la persona: ¿cómo es posible hacer el mal? El hombre constata una y otra vez que en lugar de hacer el bien hace el mal. E incluso cuando hace el bien, la propia experiencia o la psicología le enseña que su decisión no es del todo limpia y transparente: siempre hay motivos oscuros, impulsos que nos gobiernan sin que lo sepamos. El pagano Ovidio —"veo lo mejor y lo apruebo, pero hago lo peor"— y el cristiano san Pablo —"no hago el bien que quiero, sino el mal que no quiero es lo que hago" (Rom 7,19)— representan una experiencia universal.

ORACIÓN DE UNA [EX]PROSTITUTA

(De 50 cartas a Dios, PPC, 2005).

Dios mío:

Aunque ya tengo 75 años y estoy a punto de juntarme contigo, sé que tú me conoces desde antes de nacer y sabes los problemas que pasó mi madre, que era una niña de quince años que, de pronto, se dio cuenta de su embarazo, y cuando se lo contó a sus padres la echaron de casa, y el novio, que era bastante mayor que ella, no quiso saber tampoco nada de mí, así que la pobrecita nada más dar a luz me tuvo que dejar en la beneficencia. [...]

Ahí fue lo más difícil de todo, cuando yo, que era una niña, tuve que trabajar en la prostitución para poder pagarme la pensión, y tenía que hacer todas las cosas que los hombres me pedían, y se enfadaban conmigo porque era sosa, y me pegaban y me echaban y pedían que fuera otra... Así que la dueña de la pensión me enseñó que había que sonreír siempre a los clientes, que me comiera mis lágrimas, que ellos pagaban para divertirse y... aprendí a no enseñar a nadie lo que tenía por dentro y a hacer cosas que nunca me atrevería a contar a nadie, pero que solo tú, Dios, las sabes perfectamente, porque estabas siempre a mi lado, y a mí me gustaba ponerme una estampa en la ropa interior para recordarte aun en los momentos más difíciles y con los clientes más extraños. Siempre te he pedido ayuda y siempre me la has dado. Estoy segura de que, cuando estaba en aquel infierno y empecé a beber para soportarlo, tú estabas a mi lado ayudándome para que no me quitara la vida, que era lo que me venía una y otra vez a la cabeza. [...]

Yo creo, Señor, que no pecaba, que pecado es hacer daño a alguien, y yo nunca se lo he hecho más que a mí misma..., y tú no estarás enfadado conmigo, porque ya sabes que no sabía qué otra cosa podría hacer. [...]

También me gusta ir a una iglesia y hablar contigo, pero no comulgo, que me gustaría, porque sería un sacrilegio hacerlo sin confesar, así que, ya sabes, te pido que me des un par de añitos más para que me dé tiempo a ponerme a bien contigo.

Llevo en mi cartera tu foto, y ya sabes tú bien que me gusta mucho hablarte, como esta mañana, cuando estaba en la cola de las entradas de toros, para que un señor las revenda, me he pasado el rato hablando contigo y pidiéndote por todos los borrachines y gente como yo que andaba en la misma cola. Tú nos conoces bien a todos. Tú eres el rey de los reyes y el juez de los jueces, pero sé muy bien que tú eres misericordioso, y yo creo que no nos vas a castigar.

Hoy, quiero darte las gracias por todo lo que me has ayudado siempre, y te pido que sigas a mi lado hasta que sea el final. No me dejes sola ni un momento, por favor, te lo pido, Dios. (Firma JOSEFINA).

Mt 21,28-32:

«Dijo Jesús a los sumos sacerdotes y a los ancianos del pueblo:

—¿Qué os parece? Un hombre tenía dos hijos. Se acercó al primero y le dijo: «Hijo, ve hoy a trabajar en la viña». El le contestó: «No quiero». Pero después se arrepintió y fue. Se acercó al segundo y le dijo lo mismo. El le contestó: «Voy, señor». Pero no fue. ¿Quién de los dos hizo lo que quería el padre?

Contestaron:

—El primero.

Jesús les dijo:

—Os aseguro que los publicanos y las prostitutas os llevan la delantera en el camino del Reino de Dios. Porque vino Juan a vosotros enseñándoos el camino de la justicia y no le creísteis; en cambio, los publicanos y las prostitutas lo creyeron».

Dios como liberador de la culpa

Una cosa es pecar contra Dios y, otra, pecar en presencia de Dios. Ya hemos dicho que no se peca contra Dios, pero, si pecamos, lo hacemos en su presencia.

Al creyente, esta presencia le confiere una enorme seriedad, pero también le abre una posibilidad radicalmente nueva. Si el creyente se siente ante un dios implacable, que, con su mirada omnipotente, lo clava contra su culpa, sin escapatoria posible, nada existe en el mundo con mayor capacidad culpabilizadora. Si, por el contrario, la mirada de Dios es experimentada como la de una presencia que nos acompaña con su amor, siempre dispuesta a la comprensión y a la ayuda, resulta difícil pensar nada más luminoso, curativo y liberador. Salmo 139,1-3: «Yahveh, tú me escrutas y conoces; sabes cuándo me siento y cuándo me levanto, mi pensamiento calas desde lejos; esté yo en camino o acostado, tú lo adviertes, familiares te son todas mis sendas».

¿Cuál es la actitud real de Dios ante el pecado del hombre?

No es fácil averiguarlo. Paul Ricoeur dijo una cosa que debería ser clave para leer todo lo que sobre este punto dice la Sagrada Escritura: «Sin duda, queda todavía mucho camino hasta que comprendamos o adivinemos que la cólera de Dios es solamente la tristeza de su amor».
Puntos:
20-11-15 12:34 #12912922 -> 9954347
Por:Tania h

RE: que morro tienen
¿Cuál es la actitud real de Dios ante el pecado del hombre?

¿Es lícito tributar ...?????? (por ejemplo... con una piedra filosofal...???? hay que comer Guiñar un ojo ¿Hasta dónde es lícito un negocio?


Terry! Muéstrame una moneda por favor....

¿Qué ves?... ¿Al César?

A Dios lo que es de Dios y al César... lo que es del César...

El mundo es nuestro, se sustenta también en el poder legislativo, ejecutivo y jurídico... la sociedad la hacemos todos, el sistema es nuestro... todo está permitido... más no todo es lícito...

Me gustaGuiñar un ojo Guiñar un ojo el versículo dónde dice
Las prostitutas os precederán en el reino de los cielos.... siempre me gustó....

Por un mundo mejor, por un mundo justo...
Feliz fin de semana.
Puntos:
20-11-15 12:40 #12912924 -> 12912922
Por:Tania h

RE: que morro tienen
Se me olvidabaaaaaaaa..................)))))))))

El IVA se paga siempre!!! Hacienda somos todos.

Chiao belle foreri Guiñar un ojo
Puntos:
Simulador Plusvalia Municipal - Impuesto de Circulacion (IVTM) - Calculo Valor Venal
Foro-Ciudad.com - Ultima actualizacion:13/12/2017
Clausulas de responsabilidad y condiciones de uso de Foro-Ciudad.com